• Síguenos

  • Boletín de Noticias

  • Vivenciar.net

    Vivenciar.net

    Portal de orientación y consejería digital

  • Canal de Noticias

    Conecta con las últimas noticias en vídeos

Una celebración diferente

Compañerismo 02

El día 16 de julio se celebra en Panamá el Día del Niño. Cada pequeño, espera con ansia ese día, pues sabe que ya sea en la escuela, en su casa o en la iglesia habrá algo especial para ellos, un saludo, un caramelo, una tarjeta o una divertida mañana de juegos. Cada año nuestra Iglesia en Sorá se preparaba para agradecer a Dios por todos los niños que ha puesto bajo nuestro cuidado. Un Servicio Divino diferente, canciones, presentaciones artísticas, juegos, globos, caramelos o un dulce eran parte de la celebración de una iglesia que Dios ha llenado de niños que semanalmente son enseñados en la palabra de Dios. Sin embargo, la pandemia, la imposibilidad de reunirnos y más aún la cuarentena de los fines de semana, hizo que este año todo fuera diferente.  Sabemos lo difícil que ha sido para los niños y niñas adaptarse a todos los cambios que han ocurrido durante este niño, y sabemos que Cristo es el único que puede darnos verdadera paz en medio de la tempestad. Es por eso es que queríamos que la palabra de Cristo llegara hasta los hogares de los niños, dando consuelo, esperanza, perdón y fortaleciera su fe.  CPTLN ofreció un hermoso material sobre la vida de Jesús (Kit Infantil ¿Sabes quién es Jesús?) que era distribuido de manera digital, sería un hermoso regalo para los niños en la celebración de su día, pero la gran dificultad, es que en nuestro pueblo el acceso a Internet es limitado, casi inexistente. Por esa razón es que nos dimos a la tarea de imprimir todo el material, preparar un pequeño librito y así, el lunes, muy de mañana, salir casa por casa llevando este hermoso regalo, junto a una bolsita de caramelos y hacer de más de 40 niños una mañana especial. Ese mismo día comenzaron las clases virtuales para los niños por televisión, así que para ellos no fue solo un librito o una bolsa de dulce, era la bendición de Dios en este nuevo comienzo. Con mucha alegría los niños celebraron en sus hogares, recordando que Dios nunca se olvida de ellos, ni siquiera en los momentos de pandemia. A la semana siguiente, al visitar algunas familias por el pueblo, los niños se acercaban a compartir las actividades y dibujos ya terminados. Agradecemos a Dios, por hacernos instrumentos de su amor.

Aporte del Pastor Alejandro López, congregación Emanuel

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: